Una vida saludable precisa del equilibrio de todo el organismo humano. El cabello es una parte importante del cuerpo que expresa nuestra personalidad. Su agradable aspecto aporta elementos de gratificación a la autoestima y a las interacciones sociales. Si queremos mantenerlo cuidado se requiere de una adecuada alimentación que lo provea de los nutrientes necesarios para su crecimiento.

Existe una serie de productos naturales cuyo consumo garantiza la salud y el bienestar de los cabellos. Del mismo modo, su aplicación directa fortalece las estructuras capilares. En este artículo mencionaremos someramente algunas de las principales vitaminas y sus fuentes naturales.

Vitamina A

Es la vitamina del crecimiento, y también funciona como protectora del epitelio. Se almacena en el tejido celular subcutáneo, y su exposición prolongada a los rayos solares la destruye. La función de esta vitamina es ayudar a mantener la humedad de la piel y librarla de enfermedades. Su carencia puede causar resequedad e infecciones cutáneas, alopecia, heratosis pilar, etc.

Sus fuentes son:

Vegetales: zanahorias, pimiento, tomate, guisantes, lechuga, berro, perejil.
Frutas: mango, ciruela, albaricoque.
Derivados de la leche: mantequilla, queso crema, leche en polvo.
Productos de carne y pescado: hígado de res, hígado de bacalao, riñón, ostra.

Vitamina B

Es un complejo vitamínico. Entre ellas se encuentran:

B1 (tiamina)
Es la vitamina del equilibrio nervioso. Su ausencia produce: piel seca y polineuritis. Se encuentra en: hígado, ostra, yema de huevo, levadura de cerveza, granos, guisantes, tomate, uva, espinaca, papa, zanahoria.

B2 (G o riboflavina)
Esencial para mantener la piel en buenas condiciones. Su carencia produce lesiones epiteliales y pérdida del cabello. Se encuentra en: pasas, plátano maduro, nabo, zanahoria, col, berro, espinaca, yema y clara de huevo.

Niacina (ácido nicotínico)
Alivia erupciones cutáneas en todo el cuerpo. No consumirla produce lesiones dérmicas.
Se encuentra en: arroz, levadura, hígado de res.

B6
Es indispensable para evitar dermatitis y trastornos metabólicos. Fuentes: arroz, maíz, papa, levadura.

Vitamina C

Esta vitamina proporciona resistencia contra las infecciones. Si falta pueden producirse hemorragias subcutáneas y lesiones en la piel. Se encuentra en diferentes alimentos: limón, manzana, naranja, piña, col, tomate, berro, perejil, toronja, hígado de res.

Vitamina D

Se almacena en la piel y por medio de la acción solar se genera. Es absorbida por la piel en forma de aplicaciones oleosas para el tratamiento de la sequedad cutánea y el cuero cabelludo. También se indica en casos de alopecias, psoriasis y dermatosis alérgicas. Se encuentra en: mantequilla, leche, huevo, ostra, sardinas, salmón, atún, piña.

Vitamina E

Es la vitamina de la regeneración celular. Se indica en caso de sequedad. Está presente en: leche, mantequilla, carne, espinaca, pescado, lechuga, espinaca, legumbres, frutos secos.

Vitamina F

Indicada en eczemas y degeneración epitelial. Se encuentra en grasas animales y vegetales.

Ácido pantoténico

Indicada para combatir afecciones cutáneas, herpes, alopecias, calvicie, canas. Se encuentra en: miel, huevo, jalea real, hígado.

Lo siento, ahora mismo el comentario esta cerrado.

Este contenido es solamente informativo, no debe considerarse como consejos ni opiniones medicas, consulte siempre con su medico.
© 2011 Remedios Caseros | Políticas de privacidad | Enlaces recomendados | Mapa del sitio