La dinámica de la vida moderna muchas veces nos impone el empleo frecuente de productos de higiene y belleza basados en útiles compuestos químicos, cuyo abuso puede afectar el equilibrio del cuerpo. Sin embargo, a veces olvidamos que existen remedios y tratamientos caseros trasmitidos de generación en generación, que no sólo nos embellecen, sino que contribuyen a fortalecer el organismo.

Una higiene adecuada del cutis puede conseguirse mediante baños de vapor o saunas.  Este método es muy eficaz, pues los poros se abren completamente y liberan sus toxinas. La cnica consiste en poner una olla a hervir con plantas como eucalipto, manzanilla, romero, y acercar al rostro de modo que el vapor realice una limpieza profunda. También puede usarse una toalla mojada sobre la cara por unos minutos.

Asimismo, se pueden emplearse mascarillas para limpiar el cutis a base de productos naturales:

Avena: se toman tres cucharadas de avena en polvo y tres de leche. Poner la leche en un cazo a fuego lento y antes de hervir, echar la avena hasta que se haga una pasta. Aplicar en la cara y enjuagar con agua tibia.

Pepino: 3 cucharadas leche y cuatro de zumo de zumo de pepino fresco. Aplicar en el rostro con motas de algodón.

Aguacate: tres cucharadas de agua destilada, tres de aceite de y una cucharadita de miel. Poner a baño de María la miel, añadir el aceite de aguacate y remover. Dejar enfriar y adicionar el agua destilada. Batir hasta que se haga una crema y aplicar en el rostro.

Existen algunos preparados nutritivos que resultan efectivos para contrarrestar la aparición temprana de arrugas:

Leche: esta mascarilla es recomendable para pieles de personas de edad, así como las que hayan sido maltratadas por el sol. Se mezclan dos cucharadas de leche con una de mantequilla. Se aplica sobre rostro y cuello con las yemas de los dedos, masajeando hasta que la pasta se distribuya homogéneamente. Dejar por cinco minutos y luego retirar; primero con un algodón, luego con agua tibia y después con agua fría. Se aconseja también para el cutis seco.

Huevo: se mezclan una clara de huevo y dos cucharadas de miel. Extender en el rostro hasta que se seque. Enjuagar al final con agua fría.

Lo siento, ahora mismo el comentario esta cerrado.

Este contenido es solamente informativo, no debe considerarse como consejos ni opiniones medicas, consulte siempre con su medico.
© 2011 Remedios Caseros | Políticas de privacidad | Enlaces recomendados | Mapa del sitio