1 – Caramelos para la garganta

2 – Analgesicos

3 – Buches – gargaras (existen distintos tipos)

a) Agua con Sal: La sal cuenta con propiedades curativas para sanar heridas abiertas. Este remedio ha sido utilizado desde hace ya muchos siglos en la humanidad para amedrentar el dolor provocado por las heridas. Lo ideal es diluir dos cucharaditas de sal de mesa por un cuarto (250mL) de agua. Se hacen gárgaras hasta que se terminé la solución y este procedimiento se puede repetir dos o tres veces por día.

b) Agua con media cucharada de bicarbonato de sodio: Mezclar media cucharada de bicarbonato de sodio con un vaso regular de agua, también funciona para aliviar las molestias del dolor de garganta.

El bicarbonato sódico ayuda a sanar especialmente las infecciones de la garganta, incluso hacer estas gárgaras sirven para prevenir la gripe. Así que como consejo de salud, éste es especialmente valioso, ya que además de sanar las molestias en la garganta, protege contra una enfermedad que requiere más cuidados, como la gripe.

c) Otro tipo de remedio es preparar una solución con un vaso de agua con una sola cucharada de vinagre de manzana. Se mezclan bien los líquidos y se hacen gárgaras al levantarse y antes de dormir. Si las molestias de la garganta persisten durante el día, se puede realizar para como complemento, cualquiera de los otros dos tipos de gárgaras mencionados.

4 – Brebaje miel – Limon combinar en una taza de agua caliente dos cucharadas de miel de abeja natural con uno o dos limones recién exprimidos. Este brebaje le ayudará a recuperarse de la resequedad en la garganta y a aliviarse más pronto, gracias a la potente vitamina C del limón.

5 – ajo. Coma ajo fresco más seguido con sus comidas. De preferencia dos a tres dientes de ajo combinado con una salsa de tomate cruda. Esta deliciosa salsa sirve como una acompañante perfecta y saludable para muchos platillos de cocina. El ajo es el antibiótico natural por excelencia. Por lo tanto, alivia con rapidez los dolores de garganta de origen bacteriano.

6 – Los líquidos fríos o los helados ayudan en algunos casos de irritación de garganta, salvo que se esté resfriado.

7- El ajo crudo comparte con la cebolla la virtud de actuar como antibacteriano y mucolítico. Puesto que su esencia se elimina por la vía respiratoria a los pocos minutos de ingerirlo, resulta idóneo para tratar infecciones respiratorias.

8- Algun producto como los te que se venden en farmacia.

Personalmente cuando me duele la garganta como muchos caramelos de propoleo y tomo mucho te con miel y limon, y cuando me duele bastante algun analgésico.

Lo siento, ahora mismo el comentario esta cerrado.

Este contenido es solamente informativo, no debe considerarse como consejos ni opiniones medicas, consulte siempre con su medico.
© 2011 Remedios Caseros | Políticas de privacidad | Enlaces recomendados | Mapa del sitio