Los talones agrietados son un signo de falta de atención al cuidado de los pies en lugar de sobre-exposición o simplemente falta de hidratación. Médicamente, los talones agrietados son también conocidos como fisuras del talón. Las fisuras son heridas  regulares de corte lineal y afectan principalmente a nivel de la superficie que comprende la epidermis. A veces pueden adentrarse en la dermis y se vuelven dolorosas. Una presión excesiva sobre las almohadillas de los pies hace que se quieran expandir hacia los lados. Como la piel que rodea los lados de los pies está seca se agrieta y causa talones agrietados. La apariencia de las zonas secas de los talones agrietados también indican deficiencia de zinc y ácidos grasos omega-3.

  • Aplicar mantequilla o aceite vegetal hidrogenado después de lavar los pies limpios en las zonas secas y agrietadas de los pies. Después de aplicar una capa gruesa en los pies, use un par de calcetines gruesos. Deje actuar durante la noche, sin duda esto da resultados positivos en unos pocos días.
  • Aplicar la pulpa de un banano maduro en el área seca o agrietada del talón. Deja actuar durante 10 minutos y enjuague. Este es un remedio casero y se puede utilizar a diario para prevenir y tratar los talones secos y agrietados. También puede añadir medio aguacate o la mitad de la pulpa de un coco en la licuadora junto con el plátano para formar una pasta espesa y cremosa. El aguacate y el coco son ricos en varios aceites esenciales y vitaminas liposolubles. Esta pasta ayudará a nutrir su piel con las vitaminas y los aceites que necesita para mantenerse suave y humectada.
  • Sumerja los pies en jugo de limón durante unos 10 minutos. Siga esta terapia una vez por semana hasta que  vea el cambio. El jugo de limón es un ácido natural muy suave y ayuda a disolver la piel muerta y seca que se puede quitar fácilmente. Lo mejor es remojar sus pies en una solución de jugo de limón y luego frotarlos con un cepillo suave para exfoliar suavemente las capas superiores de la piel muerta que causan los talones agrietados.
  • Un régimen diario de limpieza e hidratación es una buena cura para los talones secos o agrietados. Al final del día remoje los pies en agua tibia y jabón durante unos 15 minutos. Enjuague los pies y sequelos. Haga una mezcla con: una cucharadita de vaselina y el jugo de un limón. Frote esta mezcla en los talones agrietados y el resto de los pies hasta que esté completamente absorbida. Esto se puede hacer todos los días hasta que obtenga los resultados esperados. Lo mejor es aplicar esta mezcla en sus pies justo antes de irse a la cama. A continuación, puede ponerse un par de calcetines de lana gruesa para proteger su ropa de cama. Por otra parte, los calcetines de lana ayudarán a atrapar el calor de su cuerpo y esto aumentará la eficacia de la mezcla al ser absorbida por la piel.

Lo siento, ahora mismo el comentario esta cerrado.

Este contenido es solamente informativo, no debe considerarse como consejos ni opiniones medicas, consulte siempre con su medico.
© 2011 Remedios Caseros | Políticas de privacidad | Enlaces recomendados | Mapa del sitio