Para el cuidado de nuestra salud, contamos con la medicina herbal; utilizamos para ello infusiones realizadas con hierbas medicinales.

ANEMIA:

Para el tratamiento de la anemia, utilizamos la ortiga, que tiene mucho hierro, es de fácil absorción y ayuda a subir las defensas y nivel de glóbulos rojos. Esta infusión hecha de raíces y hojas de ortiga debe beberse varias veces al día.

ARTRITIS:

Para tratar la artritis, las hierbas usadas son abedul,  semillas de apio, enebro y uña de diablo. Si la infusión resulta muy amarga, se puede endulzar.

EFEXTOS DE LA QUIMIOTERAPIA:

Las infusiones de raíz de ginseng ayudan a aliviar los malestares producidos por la radiación de la quimioterapia.

CÓLICOS:

La infusión de semillas de hinojo y de eneldo son beneficiosas para los cólicos, especialmente para los bebés. Se puede guardar hasta una semana en la heladera.

CONSTIPACIÓN:

La infusión de raíz de ruibarbo es buena para reducir y aliviar la constipación. Se debe preparar en 1litro de agua y se puede tomar a lo largo del día.

DEPRESIÓN:

Para aliviar los síntomas de la depresión podemos tomar a diario una infusión de avena o de flores de hierba de San Juan; esta última es muy conocida por sus propiedades medicinales.

FIEBRE:

La infusión de melisa, jengibre y milenrama alivia los estados febriles.

FLATULENCIAS:

Las flatulencias intestinales pueden aliviarse con una infusión de hinojo, jengibre, alcaravea y menta.

GRIPE:

La infusión indicada para aliviar los cuadros gripales es la de equinácea, uña de gato y alcaravea.

Lo siento, ahora mismo el comentario esta cerrado.

Este contenido es solamente informativo, no debe considerarse como consejos ni opiniones medicas, consulte siempre con su medico.
© 2011 Remedios Caseros | Políticas de privacidad | Enlaces recomendados | Mapa del sitio