jun 202011

Sopa de frijol para la presión arterial alta

En  la India se usa el frijol de Kulthí para controlar la hipertensión arterial. Esta semilla es muy parecida a la lenteja.  Una vez maduran, se recogen, se secan y se baten con un mazo de madera.   Después se colocan en remojo durante 8 horas.

Pasado ese tiempo, se cambia el agua y se deja en remojo nuevamente por otras 8 horas.    Finalmente, se hierve este frijol a fuego lento en agua y se agrega yogur, varios dientes de ajos machacados y una pizca de smostaza. En caso que no se pueda encontrar frijol de Kulthí, se puede sustituir por lentejas.

Sopa de gachas de nuez de ginkgo para mareos y náuseas

Las nueces de ginkgo sin cáscara,  según la medicina tradicional china, tienen múltiples beneficios para el organismo siendo uno de ellos aliviar los mareos y náuseas.   Los ingredientes de esta sopa incluyen, además, majada de frijol seco, ostiones desecados, y una porción de raíz de jengibre rallado.

Sopa de jengibre para las articulaciones

En Filipinas, se usa la sopa de jengibre para aliviar los dolores e inflamaciones producidas por la artritis.   El jengibre contiene gingerol, un compuesto que bloquea la acción de prostaglandinas, sustancias químicas que contribuyen a la inflamación.

Sopa de pollo para los resfriados y gripes

Es, tal vez, la más famosa de todas las sopas curativas.   Según estudios realizados, esta sopa puede ayudar a evitar que los glóbulos blancos causen inflamación y congestión en las vías respiratorias superiores.  Si a la sopa se le agregan dientes de ajos crudos machados o una pizca de pimienta de Cayena  se potencia, aún más, sus propiedades terapéuticas.

Ingredientes:

  • 3 piezas de pollo
  • 2 zanahorias picadas
  • 2 cebollas medianas en rebanadas
  • 3 dientes de ajo machacados
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de pimienta de cayena
  • Eneldo al gusto

Poner el pollo en una cacerola, cubrir con agua y dejar al fuego hasta que suelte el hervor. Bajar el calor y hervir a fuego lento.  Añadir las zanahorias y cebollas,  Dejar hervir a fuego lento de2 a 3 horas, añadiendo agua según se necesite. Añadir los ajos; sazonar al gusto con sal, pimienta y eneldo.   Si desea que quede más espeso, puede agregar un puré de verduras.

Sopa de patatas con ortiga para bajar el colesterol malo

Ingredientes:

  • 1 kg de patatas
  • 1 cebolla
  • Sal marina
  • 2  litros de agua o caldo de legumbres
  • 50 g de aceite un plato hondo lleno de hojas de ortigas tiernas picadas.

Pelar las patatas, cortar en trozos pequeños y cocer en el caldo con la cebolla y el aceite y luego, batir y revolver.  Dejar las ortigas diez minutos en la sopa. Antes de condimentar con sal marina, probar la sopa.

Sopa de perifollo para el dolor de cabeza

Ingredientes:

  • 30 g de aceite de oliva
  • 2 cilantros
  • 1 cucharadas de harina
  • Medio litro de agua
  • Sal marina,
  • Extracto de levadura
  • 4 cucharadas de perifollo muy picado
  • 1 huevo
  • Trozos de pan tostado.

Hacer una salsa de harina con aceite y completar con agua.  Cuando esté bien hervida,  condimentar con extracto de levadura y sal marina.  Luego,  batir en la sopa un huevo o nata y agregar, por último, el perifollo picado.  Colocar en la sopa los trozos de pan tostado.

Sopa de salvado para el estreñimiento

Colocar salvado de trigo fresco cocido en agua y batir con un poco de mantequilla. A esta sopa se puede añadir comino, hierbas frescas muy picadas, tomates crudos partidos, apio y rábano rallado, o bien pasas, higos, dátiles, trozos de plátano seco, ciruelas secas, peras y cerezas.

Sopa de comino para mejorar la circulación

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de harina integral
  • 45  g de aceite de oliva
  • 1/4 de litro de agua
  • 1/4 de litro de leche
  • Un poco de sal marina
  • 1 cucharadita de comino molido.

Tostar la harina, en aceite en una sartén de hierro hasta dorarla ligeramente.  Llenar con agua y leche y dejar hervir.  Después, agregar sal marina y comino que no debe cocer.

Sopa de calabaza para evitar la retención de líquidos

Ingredientes:

  • 30 g de aceite
  • 30 g de harina
  • 1 cebolla grande
  • 1 litro y cuarto de agua
  • 2 tomates,
  • 1 cucharada de extracto de levadura
  • 300 g de pulpa de calabaza.

Preparar con harina y aceite  una salsa y, en ella,  se rehogar una cebolla grande bien picada. Luego, completar con un litro y cuarto de agua.  Agregar los tomates y el  extracto de levadura y la pulpa de calabaza, cociendo todo ello.  Pasar batido por el colador, volver a cocer brevemente, condimentar con sal marina y extracto de seta.

Sopa de tomate reconstituyente (10 porciones)

Ingredientes:

  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 diente de ajo picado
  • 1/2 taza de cebollas picadas
  • 1 taza de zanahorias picadas
  • 3 tazas de agua
  • 4 tazas de repollo cortada a tiras finas o col china
  • 1 1/2 kg de tomates pelados y picados
  • 1 nabo, a dados
  • 2 tazas de judías blancas
  • 1 taza de macarrones secos
  • 1 taza de verduras picadas congeladas
  • 1 cucharadita de hojas de albahaca
  • 1 cucharadita de hojas de tomillo
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra
  • 3 cucharaditas de pasta miso roja
  • 2 1/2 tazas de leche de soja enriquecida
  • 3 cucharadas de perejil fresco picado

Calentar el aceite en una cacerola grande. Añadir el ajo, la cebolla y las zanahorias y saltear hasta que las cebollas se hayan ablandado. Adicionar la col, el tomate, el nabo, las judías, los macarrones secos, las verduras congeladas, la albahaca, el tomillo y la pimienta negra. Cocer con el recipiente tapado por espacio de 15 minutos o hasta que los macarrones y el nabo estén tiernos.

Mezclar el miso y la leche de soja, agregarlos a la sopa y calentar de nuevo. Servir la sopa espolvoreada con el perejil picado.

Sopa de crema de maíz energizante

Ingredientes

  • 1 cucharada de aceite.
  • 2 cebollitas tiernas
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias.
  • 1/2 kilogramo de calabaza.
  • 4 mazorcas de maíz.
  • 1/2 litro de agua.
  • 1 pizca de sal marina.

Aceitar una cacerola. Cortar en pequeños dados y poner a cocer las cebollas tiernas (con sus partes verdes), la cebolla, las zanahorias y la calabaza.

Tapar y dejar a fuego suave durante 15 minutos. En ese tiempo, desgranar las mazorcas y triturarlas con el agua. Verter el batido en la preparación anterior y continuar la cocción durante 5 minutos más.

Salar y servir. Como terminación, espolvorear con perejil picado para que contrasten diferentes tonos de verde

Sopa de crema de avena antifatiga

Ingredientes

  • 1 cucharada de aceite.
  • 2 cebollitas tiernas.
  • 2 zanahorias.
  • 1/2 kilogramos de calabaza.
  • 1 tomate.
  • 2 tallos de apio (con sus hojas)
  • 6 cucharadas de avena
  • 1/2 litro de agua
  • 1 pizca de sal marina.

Pincelar con el aceite una cacerola. Añadir las cebollas tiernas finamente picadas y las zanahorias y la calabaza cortadas en cubos pequeños.  Adicionar el tomate y el apio picados.

Tapar y cocer a fuego lento durante 10 minutos. En otro recipiente, cocer la avena en el agua unos 10 minutos. Mezclar ambas preparaciones y cocer durante 5 minutos más. Condimentar y servir. Para decorar, colocar unas hojas de apio a un costado

Lo siento, ahora mismo el comentario esta cerrado.

Este contenido es solamente informativo, no debe considerarse como consejos ni opiniones medicas, consulte siempre con su medico.
© 2011 Remedios Caseros | Políticas de privacidad | Enlaces recomendados | Mapa del sitio