El hígado se encarga de eliminar toxinas, también produce bilis que es una sustancia que se encarga de nuestra  digestión, colesterol y de algunas proteínas que reparan algunos tejidos corporales, por eso es que el hígado es un  órgano con muchas funciones.

También libera y almacena energía para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo, por todo esto, nosotros debemos  cuidar nuestro hígado.

Los trastornos en el hígado se lo llama cirrosis de hígado, es la peor enfermedad hepática, las células que lo forman  se empiezan a reducir y esto hace que su estructura se vea afectada en sus distintas tareas.

Existen algunos remedios caseros y naturales para hacerle frente a esta enfermedad

Limón

El limón es muy bueno para nuestro hígado. Exprime el limón en 100g de agua y después ponerle un poquito de sal, toma  esto durante 21 días unas 3 veces al día. También puede tomar una cucharada del jugo de semillas negras de papaya y  después agregarle unas 10 gotas de jugo de lima, esto lo debería consumir más o menos una o dos veces por día, durante  todo un mes.

Rábano

Tenes que mezclar el tallo de rábano con azúcar y hojas, y después beber esa mezcla, todas las mañanas en ayunas, este  es uno de los remedios más efectivos

Agua

Este es el remedio más simple para hacerle frente a este trastorno, lo que debe hacer es llenar una botella de  cristal de agua, después ponerla al sol más o menos por 6 horas y luego cuando se enfrié, tomarse esa agua.

Suero de leche y comino

Usted puede mezclar el suero de leche, alumbre asado, sal y semillas de comino para tratar la cirrosis

Ficus religiosa

Para proteger nuestro hígado es recomendable lavar 2 o 3 hojas de esta planta, luego ablandar con azúcar y ponerle  unos 250 ml de agua, después cuela esto, y bébelo 2 veces al día, otra de las posibilidades es comer 2 naranjas  durante 6 días en ayunas.

Lo siento, ahora mismo el comentario esta cerrado.

Este contenido es solamente informativo, no debe considerarse como consejos ni opiniones medicas, consulte siempre con su medico.
© 2011 Remedios Caseros | Políticas de privacidad | Enlaces recomendados | Mapa del sitio