Se calcula que alrededor de 36 millones de personas alrededor de mundo padecen ocasionalmente o de forma constante estos zumbidos.

El tinnitus puede ser causado por:

  • Taponamiento del conducto auditivo externo por cerumen o cera de los oídos endurecido
  • Sinusitis
  • Medicamentos como aspirina, antibióticos y barbitúricos
  • Exposición a substancias químicas como el monóxido de carbono procedente de las emisiones de vapor de la bencina utilizada para lavar en seco
  • Consumo excesivo de alcohol o cafeína
  • Exposición a ruidos fuertes e intensos (radios a gran volumen, disparos de armas de fuego, por martillos neumáticos, maquinarias industriales, un avión que aterriza o despega en el aeropuerto, los conciertos de rock entre otros).
  • Enfermedades que afectan al oído medio y/o interno
  • Trastornos circulatorios como presión sanguínea alta, arteriosclerosis
  • Padecimientos de la columna vertebral o cervical
  • Lesiones de cabeza
  • Estrés

Remedios naturales para los acufenos o tinnitus:

  • Tomar dos cucharadas de levadura de cerveza diariamente mezclada en un jugo de tomate.
  • Calentar en medio litro de agua, un limón troceado, tres cucharadas de pipas de girasol peladas y una cucharada de miel. Remover constantemente por 10 minutos, colar el líquido y conservar en un recipiente hermético. Tomar dos vasos a diarios durante 60 días.
  • Aplicar un trapo previamente calentado por medio de una plancha y poner de inmediato, antes que se enfríe, sobre el oído donde se siente el zumbido.
  • Tomar una infusión elaborada con hojas de ginkgo biloba tres veces al día lo cual aumentará el riego cerebral y actuará positivamente sobre el zumbido de oídos.
  • Realizar lavados diarios de nariz con agua fría, ligeramente salada (1 ó 2 granos de sal gorda disueltos en un vaso de agua) lo cual estimulará el riego sanguíneo si se consigue que el agua pase a la garganta.
  • Insertar, en el caso de taponamiento del oído como causante del tinnitus, 3 ó 4 gotas de aceite de castor en cada oído una vez al día, y luego tapar con un trozo de algodón o emplear una gota de jugo de cebolla tres veces por semana hasta sentir alivio, luego una vez cada diez días como mantenimiento.
  • Presionar, durante varios minutos, las depresiones detrás de ambos lóbulos y la mandíbula directamente debajo de las orejas.
  • Preparar una mezcla, en el caso de taponamientos del oído, con 100 gramos de aceite puro de oliva de primera presión en frío, 10 gramos de flores de gordolobo, 5 gramos de castañas de Indias, 3 gotas de aceite esencial de tomillo.   Poner en un frasco de cuello ancho las hierbas y verter el aceite ligeramente caliente y removiendo al mismo tiempo. Dejar al aire abierto con una gasa durante 3 semanas y agitar todos los días. Pasado ese tiempo, procederemos a colar y agregar la esencia. Envasar en un frasco cuentagotas y aplicar 4 gotas en el oído al acostarse.
  • Presionar ambas orejas contra la cabeza varias veces por día y usar los dedos pulgar e índice para masajear los extremos exteriores de ambas orejas, incluyendo los lóbulos. Igualmente, presionar y masajear el área debajo de los dos últimos dedos en la palma de cada mano, y/o en la planta del pie, entre el dedo meñique y el medio. (remedio de acupresión)

Recomendaciones:

Adoptar una dieta alta en fibra y baja en grasas, que incluya especialmente alimentos que contengan magnesio y potasio (son buenas fuentes los albaricoques, las papas horneadas, las bananas, la remolacha, las verduras con hojas y las nueces) lo cual mejora la circulación y disminuye los ruidos molestos.

Evitar el consumo de café y alcohol.

Practicar ejercicio y  deportes suaves para activar la circulación sanguínea.

Evitar la introducción del dedo, objeto puntiagudo o bastoncitos de algodón si se siente el oído taponado, ya que puede causar infecciones o heridas.

Practicar cnicas de relajación si el zumbido tiene origen en el estrés.

Evitar la introducción de algún líquido en el conducto auditivo si se sospecha de perforación timpánica.

Acudir a un especialista cuando el tinnitus o acúfenos es persistente o recurrente para averiguar la causa que los produce y tratarlos de manera específica.

Deja Un Comentario

(necesario)

(necesario)

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este contenido es solamente informativo, no debe considerarse como consejos ni opiniones medicas, consulte siempre con su medico.
© 2011 Remedios Caseros | Políticas de privacidad | Enlaces recomendados | Mapa del sitio