El noni, planta oriunda del continente asiático, posee múltiples propiedades que benefician la salud humana. El noni es rico en vitaminas, minerales y antioxidantes, por lo que protege al organismo de los cambios del envejecimiento, incluso puede ayudar a hacerle frente a distintas enfermedades como el cáncer, por lo que es una fuente de medicina alternativa.

Se cree que el noni es antiinflamatorio, antimicrobiano y modula el sistema inmunológico. Se le emplea como antipirético y para combatir trastornos respiratorios y gastrointestinales. En la isla de Hawái, se utiliza para curar las aftas y otras lesiones orales. Algunos estudios sugieren que sus nutrientes alivian abscesos, infecciones y dolores bucales asociados a inflamaciones.

Las hojas son usadas por los polinesios para aliviar dolores estomacales, regular la presión arterial y curar las gripes; las flores y la corteza se emplean en infusiones para combatir malestares oculares, infecciones en la garganta y constipaciones. Por su parte los componentes de la raíz tienen propiedades sedativas y también reducen la presión.

La forma más común en que se emplea son los jugos. El jugo se extrae exprimiendo la fruta. Es muy eficaz para regular los ciclos menstruales, también favorece el tracto urinario y alivia las artritis. Al parecer es muy positivo para tratar condiciones tumorales por su influencia inmunológica. Se cree que regula las funciones celulares y regenera los daños que se producen en estas.

Sin embargo, es importante advertir que el contenido de potasio del noni es alto; por tanto, no debe ser ingerido en exceso. Por otra parte, no es recomendable para las personas con problemas en los riñones o que toman diuréticos para controlar la presión.

Lo siento, ahora mismo el comentario esta cerrado.

Este contenido es solamente informativo, no debe considerarse como consejos ni opiniones medicas, consulte siempre con su medico.
© 2011 Remedios Caseros | Políticas de privacidad | Enlaces recomendados | Mapa del sitio