Pregunta: Que remedio casero hay para la grasa encapsulada en la cara




User


Lamentablemente nadie respondio a la pregunta.
Puede optar por utilizar nuestro buscador para encontrar la respuesta usted mismo.
Responder pregunta - Reportar pregunta como inapropiada
A algunos de nuestros visitantes, les sirvio estos articulos:

Distintos usos de la sal de Epsom.

2011


La sal de Epsom es conocida también como sulfato de magnesio, esta sustancia tiene múltiples usos para la salud y la belleza, entre estos tenemos:

  • Relajante y baño sedante: Sumerjase en agua tibia y 2 tazas de sal de Epsom.



  • Baño para los pies: Calma dolores, elimina olores y suavizr la piel áspera. Añada 1/2 taza de sal Epsom en un recipiente grande con agua caliente. Remoje los pies hasta que el agua se enfríe. Enjuague y seque.



  • Para esguinces y contusiones: la sal de Epsom reducirá la hinchazón de esguinces y contusiones. Agregue 2 tazas de sal de Epsom en un recipiente con agua tibia y sumerja la parte afectada.



  • Removedor de astillas: Remoje en sal de Epsom, que le ayudará a expulsar la astilla.



  • Limpiar la cara: Para limpiar su cara por la noche, mezcle media cucharadita de sal de Epsom con su crema limpiadora habitual. Sólo masajee en la piel y enjuague con agua fría.



  • Mascarilla casera: Aplique la mascarilla sobre la piel húmeda una vez cada 15 días.


Para piel normal a grasa, mezcle 1 cucharada de coñac, 1 huevo, 1/ 4 taza de leche en polvo sin grasa, el jugo de 1 limón, y media cucharadita de sal de Epsom.

Para pieles normales a secas, mezcla 1/4 taza de zanahoria rallada, 1 1/2 cucharaditas de mayonesa y media cucharadita de sal de Epsom.

  • Exfoliante para la piel: Masajee puñados de sal de Epsom sobre la piel húmeda, empezando por los pies y continuando hacia la cara. Tome un baño para enjuagar.



  • Retira el exceso de grasa del pelo: la sal de Epsom absorbe el exceso de grasa del pelo para esto, añada 9 cucharadas de sal de Epsom a 1/2 taza de champú para pelo graso. Aplicar una cucharada de la mezcla al cabello seco, enjuague con agua fría. Vierta jugo de limón o vinagre de manzana orgánico en el cabello, deje actuar durante 5-10 minutos y luego enjuague.



  • Quitar laca para el cabello: Combine 1 galón de agua, 1 taza de jugo de limón y 1 taza de sal Epsom. Mezcle, tape y deje actuar por 24 horas. Al día siguiente, verter la mezcla en tu cabello seco y dejar reposar durante 20 minutos. Luego lavelo como de costumbre.



  • Para darle volumen al cabello: Mezcle partes iguales de acondicionador y sal de Epsom. Caliente en una sartén. Trabaje la mezcla tibia a través de su cabello y déjela reposar por 20 minutos. Enjuague.

Combatir el acné con tomate

2011
El acné es un malestar común sobre todo para los adolescentes, aunque puede presentarse también en adultos de diversas edades. Existen muchos tratamientos que puedes adquirir en farmacia. Aquí te ofrecemos una natural y excelente opción para su tratamiento: tomates.

Los tomates son una fruta, contrario a la creencia popular que lo sitúa en el grupo de las verduras. Este rojo fruto es un alimento muy rico en vitaminas y nutrientes para la piel como el potasio, manganeso y el calcio. El tomate es muy bueno sobre todo para el tratamiento de la piel grasosa, las espinillas y otros problemas del acné.

No es necesario comer el tomate para obtener sus beneficios (aunque es altamente recomendable), sino que vamos a hablar acerca de su aplicación directamente en la piel. Este fruto es un astringente natural que ayuda a refrescar la piel y tonificar los poros, contiene vitamina A y C que ayuda a controlar la grasa y le da más vida a la piel opaca, y además fomenta la regeneración celular.

Puedes usar el tomate para aliviar el acné de las siguientes formas:

  • Cortar rodajas de tomate y aplicándola directamente sobre el rostro frotando y presionando ligeramente para que el jugo del tomate sea absorbida por la piel. Deja reposarlo durante 5 a 10 minutos. Después retíratelo lavándote la cara con agua fresca y secándote suavemente con un paño limpio.

  • Aplicando una mascarilla de tomate. Corta el tomate por la mitad y utilizando una cuchara retira toda la pulpa que puedas, aplicándote posteriormente esta pasta sobre tu rostro. Si lo prefieres también lo puedes mezclar con un poco de miel que ayuda a hidratar la piel. Déjate la mascarilla de 5 a 10 minutos y lávate la cara con agua fría y un paño limpio.

  • Otra opción es hacer la mascarilla de tomate igual con la pulpa del tomate como se explicó anteriormente y mezclarlo con un aguacate pequeño. Mézclalo bien y aplícate esta pasta sobre tu rostro unos 20 minutos. El aguacate ayuda también a eliminar la grasa además de suavizar la piel. Lávate el rostro con agua tibia y un paño fresco.


Aprovecha la mascarilla para tomarte un pequeño descanso, así que relájate y consiente tu piel.
Este contenido es solamente informativo, no debe considerarse como consejos ni opiniones medicas, consulte siempre con su medico.
© 2011 Remedios Caseros | Enlaces recomendados