Pregunta: Enfermedades que cura el clavo




User


Lamentablemente nadie respondio a la pregunta.
Puede optar por utilizar nuestro buscador para encontrar la respuesta usted mismo.
Responder pregunta - Reportar pregunta como inapropiada
A algunos de nuestros visitantes, les sirvio estos articulos:

Propiedades curativas del clavo de olor

2011


Hoy hablaremos del clavo de olor, la cual es una hierba oriunda de Indonesia. Esta hierba es muy útil para usos terapéuticos ya que provee muchos beneficios medicinales. El clavo de olor es altamente recomendado para aliviar dolores de estómago, nauseas, dolores de muelas y más dolencias.

Propiedades curativas del clavo de olor

El clavo de olor cuenta con propiedades anestésicas, analgésicas, antiespasmódicas, estimulantes y antibacteriales.

También es muy útil para mejorar la salud cardiovascular, ya que posee eugenol, un compuesto increible para prevenir la cuagulación de la sangre.

El eugenol contiene anestésicos muy poderosos, el cual se utiliza en la actualidad por los dentistas.

Otro de los compuestos del clavo de olor es laflavonoides, la cual sirve para reducir los niveles de azucar de la sangre, ademas de servir como anti-inflamatorios y antibióticos.

El clavo de olor aporta los siguientes nutrientes:

  • Vitamina V

  • Vitamina K

  • Potasio

  • Calcio

  • Magnesio

  • Ácidos grasos omega-3


Usos medicinales para el clavo de olor

  • Aliviar síntomas de diarrea

  • Cura infecciones como la cólera, tuberculosis, ademas elima parásitos intestinales y la malaria.

  • Ayuda a aliviar el dolor de cabeza

  • Mejora la circulación de la sangre

  • Reduce los hongos y el pie de atleta


Modos de uso

Para los gases y la flatulencia: Beber una infusión de 2 o 3 clavos de olor antes hervidos durante 10 minutos.

Para las nauseas , dolores de estomago e hinchazón estomacal: Tomar una mezcla con partes iguales de miel y clavo de olor.

Para el dolor de cabeza: Hacer una pasta con clavo de olor, cristales de sal y algo de agua. Luego aplicar sobre la frente.

Para la cólera: Hervir una cucharadita de clavo de olor en un recipiente con al menos 10 tazas de agua hasta que el agua quede por la mitad. Finalmente beber varias veces al día esta infusión.

Para los mareos causados por los viajes o por las altas alturas: Verter una cucharadita de clavo de olor en un litro de agua. Luego beber a consideración.

Para el dolor de oídos: Aplicar un clavo de olor en una cucharada de aceite de sésamo, luego calentar hasta que quede tibio y aplicar una gota en el oído.

Para reducir el dolor de las contracciones de parto: Aplicar suavemente sobre el abdomen aceite de clavo de olor y masajear.

Para infecciones dentales: Aplicar sobre la muela o el diente infectado un cuarto de cucharadita de aceite de oliva y luego una gota de aceite de clavo de olor.

Para dolores en general de los dientes, encías o muelas: Aplicar polvo de clavo de olor o bien aceite de clavo de olor sobre la parte afectada, trabaja como una anestesia.

Esperamos que te sea de utilidad la información que te dimos sobre el clavo de olor y te invitamos a que veas otros remedios en nuestra web.

Curas depurativas

2011
Las sanaciones depurativas han incrementado su popularidad especialmente cuando hay cambio de estación, ya que ayudan a regenerar el organismo eliminando toxinas y a estar en forma, con energías renovadas.

Existen muchas clases de curas depurativas: Las tradicionales de frutas y las nuevas que incluyen cereales como el arroz o la avena y  extractos de plantas aromáticas o medicinales.

A diferencia del ayuno estricto, las curas depurativas hacen que el organismo absorba suficientes elementos desintoxicantes para depurarse. Además, de esta forma no se produce una disminución de energía, ya que los elementos vitales pasan rápidamente a la sangre.

Las curas más practicadas son el de las uvas (en el cambio de estación  hacia el otoño)  y el de las fresas (en el cambio de estación hacia el verano).

Sanación depurativa de uvas:

Esta cura es conocida desde la época de Hipócrates y se ha mantenido a lo largo de los siglos por su eficacia.

Es recomendada para enfermedades como hemorroides, dispepsia, gota, bronquitis, cálculos hepáticos y afecciones crónicas del hígado y estimula las defensas del organismo.

Consiste en consumir solamente uvas en abundancia, masticándola muy bien, durante una semana.   Se iniciará un día antes, con un ayuno sólo a base de agua y, a partir del día siguiente, se tomará uva entre 1,5 y3 kg al día por persona.

Aunque se puede pensar que la persona sometida a esta cura puede sentir hambre, la realidad demuestra que las uvas, debido a su riqueza nutritiva (ácidos tartárico y málico, potasio, sodio, calcio, vitaminas y 8 de los 10 aminoácidos esenciales) llenan, pero sin sentir pesadez.

Sin embargo, es importante adaptar el modelo de cura según la edad y constitución, no es lo mismo que la haga un adolescente que un anciano. Por ello, puede variar su duración de unos días a una semana completa.

Para finalizar esta cura se sustituye paulatinamente la ración del mediodía por otras frutas (3-4 días, según cada caso), después se sustituyen esas frutas por una ensalada cruda, luego con verdura hervida (todo muy bien masticado).

Queda la uva para el desayuno y la cena: luego se pasa a otras frutas y finalmente se hará vida normal.

Otro tipo de curas:

Existen otros tipos de curas que aportan beneficios al organismo como las siguientes:

Cura de limón Esta cura favorece la reducción de la viscosidad de la sangre y, por ello, facilita la circulación sanguínea.

Cura de manzana Es beneficiosa para las personas que sufren de enfermedades del sistema nervioso central, enteritis infantil, enterocolitis y disenterías.   En el caso de  la artritis, se debe licuar una libra de manzanas en un litro de agua, dejar por 15 días y después se comienza a tomar una copa del líquido reposado en medio vaso de agua, endulzado con miel de abejas.

Cura de aguacate Esta cura resulta ideal para personas con raquitismo, perdida de peso y debilidad.

Cura de arándano Ayuda a combatir las lombrices y parásitos intestinales. Consumir los arándanos crudos o ligeramente cocidos, durante tres días consecutivos solamente.

Cura de ciruelas pasas Se usa para perder peso. Para ello, se debe dejar en  remojo diez ciruelas pasas durante doce horas, luego se cocinan por diez minutos (sin azúcar), agregándole el jugo de medio limón, esto de toma en ayunas.

Cura de durazno Ayuda a desintoxicar y regenerar la sangre y los tejidos, además es excelente para los diabéticos, por su bajo contenido en azúcar. Se debe tomar al día 5 kilos de jugo de durazno, durante tres días.

Cura de frambuesa Es indicada para las personas que sufren de estreñimiento, reumatismo y enfermedades del hígado, riñón y hemorroides.

Cura de higo Favorece la sanación de erupciones de la piel, limpia la sangre, desintoxica el organismo. Se debe consumir de uno a dos kilos de higos frescos y maduros, durante uno o dos días por semana.

Recomendaciones:

Acudir a un doctor, con el fin que verifique que su organismo se encuentra en condiciones de realizar  estas curas.

Suspender de inmediato la cura si se observa alguna reacción negativa.

No realizar las curas cuando el organismo se encuentra debilitado.
Este contenido es solamente informativo, no debe considerarse como consejos ni opiniones medicas, consulte siempre con su medico.
© 2011 Remedios Caseros | Enlaces recomendados