Pregunta: Dolor de nuca y hombro a que se debe




User


Lamentablemente nadie respondio a la pregunta.
Puede optar por utilizar nuestro buscador para encontrar la respuesta usted mismo.
Responder pregunta - Reportar pregunta como inapropiada
A algunos de nuestros visitantes, les sirvio estos articulos:

Remedios caseros para el dolor de cuello

2011
Remedios naturales para aliviar el dolor de cuello:

Preparar un baño con una infusión de tres cáscaras de naranja, cuatro hojas de lechuga y dos cucharada de miel los cuales deben ser mezclados en medio litro de agua y luego hervidos durante 20 minutos. Esta infusión luego debe ser añadida al agua de la tina de baño.  Este baño relajante ayudará mucho si el dolor de cuello tiene es causado por tensión.



Deslizar varias veces, de derecha a izquierda, una toalla empapada con aceite de mejorana o romero en el cuello.

Preparar una cataplasma con un pedazo de tela de algodón limpio y varias gotas de tintura de árnica para aliviar el dolor.

Masajear el cuello dos veces al día con la mezcla de media cabeza de ajo triturada con una barrita de alcanfor.

Aplicar en el cuello una bolsa plástica que contenga hielo picado cubierta en una funda (una toalla de paño es demasiado gruesa para transmitir efectivamente el frío) si el cuello ha recibido alguna pequeña lesión para reducir la inflamación.  Una vez se ha disminuida ésta, aplicar una toalla empapada en agua caliente por 10 minutos.

Mover la cabeza muy lentamente como diciendo SI y NO, luego inclinar hacia los hombros.

Recomendaciones:

Algunas recomendaciones para las personas que sufren de dolores de cuello son los siguientes::

Dormir en un colchón firme. Si al despertar el cuello estárígido o adolorido, el culpable pudiera ser el colchón.  Se aconseja usar un colchón firme para mantener horizontal la cabeza.

Evitar las almohadas demasiado gruesas. Las almohadas muy gruesas causan dolor de cuello.  Por ello, se aconseja usar almohadas de espuma desmenuzada en lugar de las de espuma de goma sólidas.  Otra buena opción consiste en adquirir una almohada cervical las cuales dan el debido apoyo al cuello   Inclusive, existen personas con dolor de cuello que siente mejora con el solo hecho de dormir horizontalmente sin almohada.

Sentarse en una silla firme. Debido a que la espina dorsal incluye los huesos en la base del cráneo, el sentarse en una silla que no proporcione el soporte adecuado aumentará las posibilidades de tener dolor de cuello.

Usar una toalla como soporte. Se puede enrollar una toalla y colocarla en la base de su espalda cuando se está sentado con el fin de alinear mejor ka columna vertebral y el cuello.

Acomodar la posición del monitor de la computadora. Si es necesario trabajar todo el día frente a un ordenador, resulta conveniente que la pantalla sea colocada al nivel de la vista para que el cuello descanse y se evite así una posición inadecuada.

Levantar las cosas con cuidado. Es importante levantar de manera correcta los objetos.  Para ello, se debe doblar las rodillas y mantener erecta la espalda mientras coloca el objeto entre sus pies, que deben estar  separadas.  Luego, se levanta el objeto, manteniéndolo lo más próximo posible a su cuerpo.

Evitar dormir boca abajo. Esta posición no sólo perjudica la espalda, sino también el cuello.  En su lugar, prefiera dormir en posición fetal (de costado con las rodillas elevadas hacia el pecho). No duerma sobre su estómago, ya que fuerza la cabeza hacia arriba.

Abrigar su cuello Si hace frío y hay humedad en el ambiente no sólo es aconsejable usar  sombrero; sin también usar una bufanda que cubra el cuello, ya que este tipo de clima puede agravar la rigidez y el dolor de cuello.

Aplicar técnicas de relajación. Debido que una gran parte de los dolores de cuello son causados por estrés, es necesario aprender técnicas de relajación, como relajación progresiva o respiración abdominal.

  • Para la relajación progresiva, se debe procurar un lugar tranquilo donde nadie lo pueda distraer.  Luego, se debe sentar o acostarse y cerrar los ojos. Luego, empezando con la cabeza y el cuello y bajando por todo el cuerpo, ponga tensos los músculos y luego libere la tensión.

  • Para la respiración abdominal, siéntese tranquilo y respire profundo dejando que el aire baje hasta su abdomen. Luego exhale completamente, apretando suavemente el estómago. Respire profundo de esta forma por varios minutos.


Además de estas dos técnicas, usted podrá crear sus propias formas de relajación. Haga lo que le funcione mejor.

Evitar los malos hábitos que maltratan el cuello.  No se debe sostener el teléfono entre el cuello y el hombro cuando se habla por teléfono y menos tratar de escribir a la vez, ya que es una posición incómoda que causa, después de cierto tiempo, rigidez y dolor al cuello.  Igualmente, se debe evitar otras acciones como las siguientes:

  • Afeitar la cara (en el caso de los hombres) con la cabeza inclinada hacia atrás,

  • Lavar el cabello con champú en el lavamanos


Tomar descansos frecuentes. Cambie frecuentemente de posición, especialmente si tiene que estar en una posición de mucha tensión físicar. Levántese y camine a su alrededor por lo menos una vez cada hora.

Hacer ejercicios para estirar y fortalecer el cuello. Para combatir la rigidez e impedir problemas futuros de dolor de cuello, se aconseja hacer los siguientes ejercicios cada uno cinco veces, dos ocasiones al día.

  • Inclinar lentamente la cabeza lo más adelante posible y después mover la cabeza lo más atrás posible.

  • Inclinar la cabeza  hacia  su  hombro  mientras  mantiene  éste  inmóvil y luego enderezar e inclinar hacia el otro hombro.

  • Volver lentamente su cabeza de un lado a otro hasta donde le sea posible.

  • Colocar su mano a un lado de la cabeza mientras empuja ésta contra la mano luego hacer el mismo ejercicio hacia el otro lado.

  • Hacer el mismo ejercicio anterior, pero oponiendo resistencia ligera contra la frente mientras se empuja ésta hacia adelante. Luego oponer resistencia ligera a la nuca, mientras empuja la cabeza hacia atrás.


Aunque la mayoría de los casos de dolor de cuello tiene como origen una tensión muscular el cual puede manejarse mediante remedios caseros, algunas clases de dolor de cuello deben ser atendidas por un médico.   Por ello, se aconseja recibir asistencia médica si se presenta los siguientes síntomas:

  • Dolor causado por una lesión.

  • Dolor de cuello que está acompañado de fiebre, dolor de cabeza, y dolores musculares.

  • Hormigueo o entumecimiento en los brazos o las manos.

  • Molestias visuales.

  • Dolor de cuello que aumenta o persiste por varios días a pesar de los tratamientos caseros.

Masaje de tejido profundo

2011
Existen diversos tipos de masaje que funcionan para el tratamiento de diferentes problemas. Uno de estos es el masaje de tejido profundo, que promete equilibrar y/o alinear las capas profundas de los músculos y el tejido conectivo; pero, exactamente ¿qué es el masaje de tejido profundo?

El masaje de tejido profundo se concentra en una técnica en la que se utilizan movimientos parecidos a otros tipos de masaje, pero con un ritmo muy suave acompañado de presión fuerte, sobre todo en las áreas en donde se concentra la tensión y el dolor.

Este tipo de terapias se realiza en aquellas personas que presentan, tensión crónica y contracturas en áreas como el cuello, espalda baja y hombro. Sin embargo, cualquier parte del cuerpo puede ser tratada con esta técnica. Otros de los problemas que alivia este masaje son:

- Dolor crónico

- Movilidad limitada

- Recuperación después de una fractura, esguince o lesiones de tejido conectivo

- Problemas de postura

- Osteoartritis

- Fibromialgia

- Tensión muscular

El masaje de tejido profundo calma estas condiciones porque elimina las adherencias que se crean en los músculos y tejidos circundantes y restablece la movilidad normal de los mismos.

Si sufres de algunas de las afecciones mencionadas, prueba con este tipo de masaje y verás resultados de manera rápida.
Este contenido es solamente informativo, no debe considerarse como consejos ni opiniones medicas, consulte siempre con su medico.
© 2011 Remedios Caseros | Enlaces recomendados