Pregunta: Cuanta cantidad de calcio necesita un niño al dia




User


Lamentablemente nadie respondio a la pregunta.
Puede optar por utilizar nuestro buscador para encontrar la respuesta usted mismo.
Responder pregunta - Reportar pregunta como inapropiada
A algunos de nuestros visitantes, les sirvio estos articulos:

Tratamiento de forma natural para los calculos renales.

2011



  • Beba muchos líquidos. Independientemente del tipo de cálculo que usted haya tenido, la medida preventiva mas importante es aumentar el consumo de agua. El agua diluye la orina y ayuda a impedir las elevadas concentraciones de las sales minerales que se aglomeran para formar cálculos. Cuanto líquido se debe beber? Suficiente para desalojar alrededor de 2 litros de agua al día.

  • Ponga un tope a su calcio. De todos los cálculos que se ven el 92% están formados por calcio o productos de calcio. si su médico dice que su último cálculo estaba formado por calcio, debe preocuparse por su consumo de este mineral. Si está tomando suplementos lo primero que debe hacer es verificar con su médico para determinar si realmente son necesarios. Lo siguiente es verificar la cantidad de alimentos  ricos en calcio (leche, queso, mantequilla y demás productos lácteos) que ingiere a diario. La idea es limitar, no eliminar, la comida rica en calcio de su dieta.

  • Verifique su medicina para el estómago. Determinados antiácidos populares contiene muy elevadas cantidades de calcio. Si ha tenido un cálculo de calcio, y si está tomando un antiácido, verifique los ingredientes en la etiqueta del empaque para cerciorarse de que no sea a base de calcio. De ser así, escoja otra marca.

  • No ingiera demasiados alimentos ricos en oxalatos. Aproximadamente 60% de todos los cálculos se conocen como cálculos de oxalato de calcio. Si todo en su cuerpo estuviera funcionando de manera apropiada, el oxalato que consume al ingerir determinadas frutas y verduras sería excretado; pero si ha desarrollado cálculos de oxalato de calcio, obviamente es porque las cosas no marchan bien en su organismo, de modo que debe restringir su consumo de alimentos ricos en oxalatos. Entre ellos se encuentran los fríjoles, betabel (remolacha), moras, apio, chocolate, uvas, pimentón verde, perejil, espinaca, fresas, calabacitas y té.

  • Pruebe el magnesio y la B6. Los investigadores suecos descubrieron que un suplemento diario de magnesio frenó la recurrencia de piedras en casi 90% en un grupo de pacientes. Los científicos especulan que el magnesio funciona porque, como el calcio, puede adherirse al oxalato; pero a diferencia de la unión del calcio-oxalato, esta otra unión tiene menos posibilidades de formar cálculos dolorosos. Mientras tanto la vitamina B6 de hecho puede reducir la cantidad de oxalato en la orina. En un estudio, 10 mg diarios fueron suficientes.

  • Consuma alimentos ricos en vitamina A.  Sin importar que tipo de cálculo haya tenido, la vitamina A es necesaria para conservar en forma el recubrimiento del conducto urinario y ayudar a evitar la formación de otros cálculos. Asegúrese de obtener 5000 unidades internacionales la cantidad diaria recomendada para los adultos sanos. Esto no es difícil ya que una porción de media taza de zanahoria le dará 10055. Otros alimentos muy ricos en vitamina A incluyen los albaricoques, brócoli, melón, calabaza e hígado de res. (Sin embargo, no debe consumir suplementos de vitamina A sin la supervisión de su médico, pues en grandes cantidades es tóxica.)

  • Manténgase en actividad. La gente inactiva tiende a acumular mucho calcio en su torrente sanguíneo. La actividad le ayuda a devolver el calcio a sus huesos, donde corresponde.

  • Cuide su consumo de proteínas. Hay una correlación directa entre la incidencia de la enfermedad de cálculos en el riñón y la cantidad de proteína ingerida. La proteína tiende a elevar la presencia de ácido úrico, calcio y fósforo en la orina, que en algunas personas, conduce a la formación de cálculos. Limítese a  alrededor de 180 gramos de alimentos ricos en proteínas al día, lo que incluye carnes, quesos, aves y pescado.

  • Evite la sal. Si ha tenido piedras de calcio, es hora de reducir la sal, carnes frías, frituras de harina y quesos procesados.

  • Cuide su vitamina C. Si tiende a desarrollar cálculos de oxalato de calcio, debe restringir su consumo de vitamina C. Las grandes cantidades más de 3 a 4 gramos diarios pueden incrementar la producción del oxalato y el riesgo de cálculos. No es aconsejable que consuma suplementos de vitamina C.

  • No consuma demasiada vitamina D. Las cantidades excesivas de vitamina D pueden ocasionar exceso de calcio en todas partes del cuerpo. Nunca debe consumir más de la cantidad diaria recomendada de 400 unidades internacionales.

Cantidad de calcio recomendada por día

2011
Es importante señalar, primeramente, que no sólo los niños requieren calcio sino también los adultos lo necesitan para mantener en buenas condiciones su cuerpo y, especialmente, su estructura ósea.

En este sentido, según investigaciones realizadas, los expertos han recomendado que el consumo de calcio debe darse de la siguiente manera:

  • Las mujeres entre los 11 y los 24 años de edad, así como los jóvenes y las mujeres embarazadas (o las que están amamantando a sus bebés) deben ingerir por lo menos 1,200 miligramos diarios de calcio: el equivalente a unos cuatro vasos de leche de ocho onzas, al día.

  • Para los adultos de más de 24 años de edad, la cantidad debe ser de alrededor de 800 miligramos de calcio al día: el equivalente de tres vasos de leche.


Sin embargo, ¿Qué ocurre si consumimos menos de las cantidades recomendadas?  Una consecuencia de esta deficiencia es la osteoporosis la cual sólo en los Estados Unidos afecta, por lo menos, 25 millones de personas.  Esta enfermedad consiste en un serio deterioro de los huesos (o descalcificación) que provoca, entre otras consecuencias: fracturas, curvaturas de la columna vertebral, debilitamiento óseo, y dolor severo.

No obstante, en relación con la osteoporosis, aunque el calcio desempeña un papel fundamental en esta enfermedad, existen otros factores que también la agudizan. Entre ellos: un estilo de vida sedentario, el hábito de fumar, y ciertos trastornos genéticos.

Es, a partir de los 35 años, cuando es necesario prestar mayor atención a los reforzamientos de calcio pues, es alrededor de esta edad en que comienzan, inevitablemente, el severo desgaste óseo que se va agudizando peligrosamente con el tiempo.

En el caso específico de las mujeres, los riesgos son aún mayores que en los hombres ya que la brusca disminución hormonal (de los niveles de estrógeno) que acompaña a la menopausia, acelera considerablemente el desgaste de los huesos la aumentación

Pareciera, a simple vista, que la solución a este problema consiste en ingerir uno o varios vasos de leche al día.  Sin embargo, es importante recordar que, si se consume leche entera, ésta podría resultar  perjudicial, en el caso de los adultos, porque si bien el organismo se abastece de calcio, también recibiría un exceso de grasa animal que suele elevar el nivel de colesterol en la sangre y el exceso de calorías conduciría a un indeseable aumento de peso el cual está muy relacionado con trastornos cardiovasculares.

Otro aspecto que es necesario tomar en cuenta es que la leche, ya sea entera o en su forma descremada, no gusta a todos o causa trastornos digestivos. Debido a ello, es necesario hallar otros alimentos ricos en calcio y que, a su vez, sean bajos en grasas y aporten pocas calorías.

Entonces ¿Qué se puede hacer al respecto? Se podría tomar suplementos de calcio.   Sin embargo, muchos médicos estiman que resulta mejor obtener el calcio directamente de los alimentos en su forma natural.

Por ello, se presenta, a continuación,  una lista de alimentos que aportan suficiente cantidad de este mineral esencial para el organismo:

Leche y derivados

  • yogur,

  • leche cuajada,

  • leche descremada, y

  • quesos bajos en grasa.


Verduras y hortalizas:

  • espinacas, brócoli, col,

  • coliflor, remolacha, nabo, berza, y diente de león.


Frutas

  • higos secos, y

  • naranja.


Otros alimentos:

  • sardinas en aceite,

  • salmón,

  • almendras, y

  • frijoles (especialmente los blancos y el de soya).


Finalmente, es importante observar que no sólo los productos lácteos proporcionan calcio sino otros alimentos como verduras y frutas las cuales debemos consumir para complementar la cantidad de calcio que nuestro organismo requiere a diario.
Este contenido es solamente informativo, no debe considerarse como consejos ni opiniones medicas, consulte siempre con su medico.
© 2011 Remedios Caseros | Enlaces recomendados