Pregunta: Como se usa la moringa para combatir la caspa




User


Lamentablemente nadie respondio a la pregunta.
Puede optar por utilizar nuestro buscador para encontrar la respuesta usted mismo.
Responder pregunta - Reportar pregunta como inapropiada
A algunos de nuestros visitantes, les sirvio estos articulos:

Remedios naturales contra la caspa

2011


La caspa es una afección del cuero cabelludo que podemos sufrir en cualquier momento de nuestras vidas. Además de ser un problema estético se convierte en una molestia por la constante picazón que produce en la cabeza, y además, al volverse crónica, causa sensibilidad en el cuero cabelludo y la aparición de costras. Hoy te traemos algunas recetas caseras para combatir la caspa.

El uso de productos naturales te ayudará a ahorrar dinero y a deshacerte de la caspa, pues algunos de los productos comerciales contienen químicos muy fuertes que -si bien eliminan la caspa- pueden debilitar el cabello.

Recetas caseras para combatir la caspa:

Ingiere Omega 3: este componente lo puedes encontrar consumiendo pescado regularmente o en cápsulas, ayuda a mejorar la condición de sequedad en la piel, que puede ser una de las causas de la caspa.

Vinagre de sidra de manzana: lava y acondiciona tu cabello como lo haces normalmente y antes del último enjuague date un masaje durante varios minutos con el vinagre de sidra de manzana por todo el cuero cabelludo, luego sácalo con agua fría.

Enjuague bucal antiséptico: mezcla 9 tazas de agua con 1 taza de enjuague bucal antiséptico y guárdalo en un recipiente, lava tu cabello como de costumbre y aplica la mezcla en el cuero cabelludo, no lo enjuagues.

Si con el uso de estas recetas no eliminas la caspa, lo más recomendable es acudir a un médico, pues ésta puede estar siendo producida por otras causas.

Propiedades de la moringa

2011
En el norte de la India y en muchos lugares del África crece una planta de propiedades excepcionales: la moringa oleífera. Es famosa por sus valores nutritivos, sus beneficios para la salud humana y porque purifica el agua. Aunque no es muy conocida en el mundo occidental, se dice que tiene cientos de usos y que pueden emplearse casi todas sus partes.

La vaina de la moringa contiene los aminoácidos esenciales, así como múltiples vitaminas, y se utiliza en la alimentación. Las verdes se consumen crudas o cocidas (similar a los guisantes); las maduras por su parte se fríen y tienen sabor a maní. De ellas se extrae un aceite llamado Ben de muy agradable sabor y que, a diferencia de otras grasas, no se pone rancio. Sus propiedades son comparables a las del aceite de oliva.

Las flores son ricas en calcio y potasio. Se cocinan y acompañan diversos platos. También las hojas son muy apetecidas, pues con ellas se preparan ensaladas verdes y salsas encurtidas. Si se secan y muelen, dicho polvo puede conservarse por meses sin que pierda sus propiedades nutricionales. Son ricas en vitaminas A, B, C, calcio, hierro y proteínas, por lo que son fuente directa de alimentación en períodos de seca.

El árbol de la moringa ha sido descrito por generaciones de nativos como vía para curar y prevenir enfermedades. Según estos, puede sanar cientos de dolencias. Se conoce que todas las partes de esta planta pueden ser usadas en infecciones internas y externas. Algunos estudios sugieren que la planta tiene propiedades antibióticas y microbianas. La tradición también expresa que la moringa es efectiva para el tratamiento del cáncer. Durante mucho tiempo, los curanderos locales la han empleado exitosamente para curar tumores.

Una vez se extrae el aceite de sus semillas, estas poseen propiedades purificadoras. Sus componentes activos eliminan las partículas sólidas del agua: como las bacterias se fijan a dichos sólidos se desinfecta el líquido completamente. La producción local de filtros, hechos a base de moringa puede ser también una fuente de ingresos para los pobladores de la región donde crece tan maravillosa planta.
Este contenido es solamente informativo, no debe considerarse como consejos ni opiniones medicas, consulte siempre con su medico.
© 2011 Remedios Caseros | Enlaces recomendados