Pregunta: Como aliviar el dolor en el cuello por rectificacion de la cervical




User


Lamentablemente nadie respondio a la pregunta.
Puede optar por utilizar nuestro buscador para encontrar la respuesta usted mismo.
Responder pregunta - Reportar pregunta como inapropiada
A algunos de nuestros visitantes, les sirvio estos articulos:

Remedios para dolores de cervicales

2011
A lo largo de nuestra vida, es muy probable que antes o después y durante nuestra vida adulta, acabemos sufriendo alguna clase de dolor de cabeza, dolor de cuello o dolor de nuca directamente relacionado o derivado de posibles problemas de cervicales. En realidad el dolor cervical no solo se localiza en los lugares antes mencionados, si no que también incluye otros dolores en zonas próximas, como los hombros, mandíbula, parte superior de los brazos, etc.



Quien sufra de cervicales, sabe de sobra que puede resultar una dolencia particularmente molesta e incómoda que puede llegar a condicionar seriamente nuestra vida diaria, especialmente cuando los dolores y molestias son crónicos. Entre los síntomas habituales de las dolencias cervicales podemos citar no solo los dolores, si no también la sensación de hormigueo, mareos, vértigos, etc. Las vértebras que denominamos cervicales son un total de siete y son sumamente importantes ya que su función principal es mantener la cabeza erguida, así que es muy fácil que en ellas y los músculos de la zona se acumule excesiva tensión que luego provoca los problemas que hemos hablado.

Causas del dolor de cervicales

El dolor de cervicales puede tener muy diversas causas, pero por lo general es muy corriente que nosotros mismos tengamos buena parte de culpa en dichos dolores, pues en muchas ocasiones el origen de los mismos es postural. Las actividades físicas que realizamos a diario, pueden incrementar la tensión en la zona del cuello y las cervicales, especialmente si mantenemos durante un tiempo prolongado determinadas posturas. Por ejemplo, cuando pasamos muchas horas sentados delante de un ordenador, o viendo la televisión, si no tomamos las debidas precauciones antes o después le pasará factura a nuestras cervicales.

El estrés y la ansiedad también afectan a nuestro cuerpo de muchas maneras y una de ellas es precisamente esta. Las personas sometidas a situaciones de estrés continuado y que sufren de ansiedad son muy propensas a sufrir contracturas musculares en la zona del cuello, que desembocan en dolores y molestias. Tener bajo control nuestros niveles de estrés y ansiedad es muy importante para acabar con esos dolores cervicales. También ayudan los analgésicos, los ejercicios específicos para la zona, los masajes y la aplicación de frio local.

Pero son muchas las posibles causas y por eso debería ser un médico quien revisara cada caso particular de cara a seguir el mejor tratamiento. A veces el dolor de cervicales responde a problemas musculo esqueléticos propios del envejecimiento de nuestro organismo, como la artrosis, la artritis (espondilosis cervical), problemas de osteoporosis, o bien lesiones y traumatismos provocadas en accidentes, como la hernia discal o fracturas de vértebras. Es muy habitual por ejemplo lo que se conoce como latigazo cervical, provocado por la violenta sacudida a que se ve sometida la cabeza en los accidentes de tráfico. Cuando las vertebras cervicales han perdido su curvatura natural por el motivo que sea, se habla de rectificación cervical, problema que requiere tratamiento.

Algunas enfermedades como la fibromialgia también pueden provocar dolores cervicales.

Tratamiento para el dolor de cervicales

El tratamiento a seguir en casos de dolores y molestias cervicales depende en gran medida de cuales sean las causas que lo provocan y el estado en que se encuentra nuestra musculatura y huesos, por eso es necesario un diagnóstico médico adecuado. Especialmente si los dolores aparecen tras un traumatismo o golpe deberías ir de urgencia al médico. En muchas ocasiones si el problema es debidamente tratado, el pronóstico es favorable y los dolores acaban remitiendo. ¿Que cosas podemos hacer nosotros mismos en el hogar y de una forma sencilla para aliviar el problema? Lo mejor es prevenir siempre este tipo de problemas, corrigiendo nuestros hábitos posturales, ejercitando la zona, utilizando una almohada adecuada para dormir, sentándonos correctamente, siguiendo técnicas de relajación, etc. Si los dolores ya han aparecido, es conveniente aplacarlos con analgésicos, para aliviar la molestia. También podemos acudir a un masajista o realizarnos nosotros mismos un automasaje en la zona, ya que por su posición es muy accesible a nuestras propias manos. Si hay alguna enfermedad grave tras nuestro problema de dolores cervicales, entonces hay que recurrir a otras opciones terapéuticas, que pueden llegar a incluir la cirugía.

Espero que estos consejos e información sobre el dolor de cervicales sirvan para ayudarte con tu dolencia y llevar una vida mejor.

Otras opciones para curar la tortícolis.

2011
  • Enfríese. Un paquete de hielo o hielo envuelto en una toalla es buena elección cuando comienza a sentirse la rigidez ya que reduce la inflamación.

  • Caliéntese. Después de que el hielo haya reducido cualquier inflamación presente, el calor será un magnífico calmante, trátese con un cojín calefactor o una ducha de agua caliente.

  • Use una fricción calorífera. Emplee los ungüentos que se venden sin fórmula médica ya que tienen efectos calmantes.

  • Tome aspirina o ibuprofeno. Estos antiinflamatorios que se venden sin fórmula médica ayudan a reducir el dolor y la inflamación. Tome dos pastillas tres veces al día.

  • Siéntese en una silla firme. Puesto que la espina dorsal incluye los huesos en la base del cráneo, el sentarse en una silla que no le proporcione buen soporte para su espalda y cuello aumentará las posibilidades de empeorar sus problemas de cuello y puede traer otros problemas nuevos.

  • Use una toalla. Enrolle una toalla y colóquela en la base de su espalda cuando esté sentado; alineará mejor su columna vertebral y le dará apoyo adicional.

  • Tómese un descanso. Así como sus pies necesitan descansar si usted está constantemente de pie, el cuello también debe descansar si usted está sentado todo el tiempo. Su cabeza pesa alrededor de 3.5 kilos, lo cual es mucho para el cuello si no recibe buena ayuda del resto del cuerpo. Así pues levántese y camine un poco.

  • Levante la frente. Mantenga su cabeza a nivel pero meta la barbilla. También evite bajar su cabeza todo el tiempo cuando trabaje ante un escritorio o esté leyendo, esto impedirá que se esfuercen los músculos de la nuca.

  • El ojo a nivel del monitor. Si trabaja todo el día frente a una pantalla, resulta conveniente colocarla al nivel de la vista. Si tiene que estar dirigiendo la vista hacia arriba y hacia abajo hora tras hora puede torcerse el cuello.

  • Prefiera no usar tanto el teléfono. Si usted habla mucho por teléfono, especialmente mientras trata de escribir, pondrá su cuello en una posición incómoda lo que ocasionará rigidez y dolor.

  • Levante las cosas con cuidado. Es muy fácil olvidar que hay una manera correcta y una incorrecta para levantar objetos pesados. La manera correcta es doblar las rodillas y mantener erecta la espalda mientras coloca el objeto entre sus pies. Los que deben estar tan separados como sus propios hombros. Luego levante el objeto, manteniéndolo lo más próximo posible a su cuerpo.

  • Duerma sobre un colchón firme. Muchos problemas de cuello, se inician, y empeoran, con los malos hábitos de dormir.

  • No luche contra su almohada. Sencillamente hágala a un lado. Mucha gente con dolor de cuello siente mejora con el sólo hecho de dormir horizontalmente sin almohada.

  • Adquiera un almohada cervical. Estas almohadas, dan el debido soporte al cuello.

  • No duerma boca  abajo. Esta posición no es mala sólo para su espalda también para su cuello.

  • Duerma como un bebé. En otras palabras duerma en posición fetal: de costado, con las rodillas elevadas hacia el pecho.

  • Envuélvase. Cuando hace frío y hay humedad en el ambiente es aconsejable que cubra su cuello.

  • Relájese. El solo hecho de estar tenso puede endurecer los músculos del cuello y ocasionarle dolor. Si está sometido a mucha presión o siente demasiada tensión, le será útil aprender algunas técnicas de relajamiento, como la meditación o la relajación progresiva.
  • Este contenido es solamente informativo, no debe considerarse como consejos ni opiniones medicas, consulte siempre con su medico.
    © 2011 Remedios Caseros | Enlaces recomendados