• Cuide su peso. A mayor exceso de peso, más colesterol produce su cuerpo, cada aumento de un kilo de peso corporal eleva los niveles de colesterol en 2 puntos. Si su peso corporal está excedido intente con una dieta compuesta por dos tercios de fruta, verduras, cereales y granos enteros. Sólo un tercio de sus calorías deben provenir de la carne y productos lácteos, que a menudo tiene altos niveles de grasas y calorías.
  • Reduzca la grasa. Tres principales factores dietéticos tienen repercusión en los niveles del colesterol en la sangre. En orden de importancia son:
    • Grasa saturada, que eleva el colesterol en la sangre.
    • Grasa polinsaturada, que disminuye el colesterol en la sangre.
    • Colesterol de la dieta, que puede contribuir al mayor nivel de colesterol en la sangre en menor medida que la grasa saturada.

El efecto de la grasa saturada es aproximadamente tres veces peor que el del colesterol de la dieta, por lo tanto es mejor reducir las fuentes de grasa saturada comola carne, mantequilla, queso y aceite hidrogenado, Siempre que sea posible reemplace estos alimentos por pescado, aves, productos lácteos bajos en grasa y aceites poliinsaturados, como el maíz, cártamo y soya.

  • Cambiese al aceite de oliva. El aceite de oliva y otros alimentos como las nueces, aguacates, aceite de cacahuate o maní tiene elevados niveles de otro tipo de grasa: el monoinsaturado, que disminuyen los niveles de LDLs (malos) mientras dejan intactos los HDLs (buenos). Así que procure tener una dieta baja en grasa y luego supleméntela con 2 a 3 cucharadas de aceite de oliva (o su equivalente de un alimento rico en monoinsaturados) cada día.
  • Coma pocos huevos. Si usted quiere comer huevos pero no desea correr riesgos limítese a comer tres huevos enteros a la semana. También puede consumir con mayor libertad las claras ya que las yemas son las que contiene colesterol.
  • Consuma habichuela. Las habichuelas además de nutritivas y deliciosas al igual que otras leguminosas contienen una fibra soluble al agua llamada pectina que rodea el colesterol y lo saca del cuerpo antes que éste pueda causar problemas. De acuerdo a estudios realizados si se consume una taza y media de habichuelas cocidas al día se puede disminuir en un 20% el colesterol en tan sólo tres semanas. Cabe aclarar que esta fibra soluble también está presente en las alubias, soya, fríjol negro, lentejas, etc.
  • Coma más fruta. La fruta también tiene el efecto reductor de colesterol que proviene de la pectina. Por esto es aconsejable comer varias frutas a lo largo del día.
  • Piense en la avena. Se recomienda consumir media taza de salvado de avena cocido como cereal o en panecillos o Agua de avena: se obtiene por decocción de dos cucharadas soperas de granos de avena en un litro de agua. Se hierve durante cinco minutos y después se filtra. Se puede endulzar con miel. Este agua se toma como bebida a cualquier hora del día.
  • Consuma salvado de maíz. De acuerdo a estudios realizados si usted come aproximadamente una cucharada de salvado de maíz con cada alimento (mezclado con sopa o jugo de tomate) al cabo de 12 semanas su colesterol disminuirá aproximadamente un 20%.
  • Coma ajo.  Se dice que tomando un gramo diario del extracto líquido de ajo durante 6 meses  disminuye en 44 puntos el colesterol.
  • Relájese. El simple relajamiento puede reducir el colesterol,  por eso es aconsejable que practique yoga o meditación.

Lo siento, ahora mismo el comentario esta cerrado.

Este contenido es solamente informativo, no debe considerarse como consejos ni opiniones medicas, consulte siempre con su medico.
© 2011 Remedios Caseros | Políticas de privacidad | Enlaces recomendados | Mapa del sitio