• Hacerse baños calientes de ruda en las noches y luego realizarse masajes con yodo rebajado con agua empapado en un algodón.
  • Frotar en las noches el juanete con un limón. Dejar en el sereno (al aire libre en la noche) un pedazo de hierro, al levantarse frotar el juanete con el hierro, repetir hasta obtener una mejoría.
  • Aplicar en el juanete en emplasto de artemisa cruda machacada de manera continua.

Lo siento, ahora mismo el comentario esta cerrado.

Este contenido es solamente informativo, no debe considerarse como consejos ni opiniones medicas, consulte siempre con su medico.
© 2011 Remedios Caseros | Políticas de privacidad | Enlaces recomendados | Mapa del sitio