Durante el embarazo se pueden recibir masajes pero no de cualquier tipo, ya que la misma condición de embarazo vuelve al cuerpo mucho más susceptible, y lo que en el pasado le hacía bien puede no ser muy tolerado en esta etapa. El masaje para embarazadas está especialmente diseñado para las necesidades de la mujer en esta etapa.

Se encuentran sutiles diferencias entre este tipo de masaje y otros; sin embargo, son esas diferencias las que hacen confortable este masaje para la embarazada. Entre estos tenemos la postura, que debe ser mejorada con el uso de almohadas y que cambia con cada mujer. Además no se realizan masajes profundos (como el de tejido conectivo), y por último se evitan ciertas áreas del cuerpo (de igual modo depende de cada mujer).

Los beneficios del masaje para embarazadas son:

- Disminuye el estrés

- Disminuye la inflamación en los brazos y piernas

- Elimina el dolor en músculos y articulaciones

- Promueve el soporte emocional en la mujer embarazada

- Reduce la ansiedad y depresión

Es importante tomar en cuenta que los masajes se pueden hacer solamente a partir del cuarto mes de embarazo y siempre consultar a tu médico antes de comenzar con cualquier terapia alternativa.

Lo siento, ahora mismo el comentario esta cerrado.

Este contenido es solamente informativo, no debe considerarse como consejos ni opiniones medicas, consulte siempre con su medico.
© 2011 Remedios Caseros | Políticas de privacidad | Enlaces recomendados | Mapa del sitio