En todos los pueblos existen personas que, cual voces populares, transmiten aquella sabiduría que les fue enseñada por sus antepasados. De este modo nos llegan muchos remedios y consejos útiles para la salud que podemos realizar empleando productos naturales asequibles.

Es importante, antes de cualquier aplicación, dividir el pelo en mechones y luego usar un algodón humedecido si se trata de lociones y las yemas de los dedos en los casos de cremas. Las preparaciones en general deben emplearse una o dos horas antes del lavado del cabello.

Entre las lociones más eficaces anoto las siguientes:

Loción para fortalecer el cabello: Mezcla bien 4 cucharadas de alcohol, 4 de aceite de ricino y una cucharadita de perfume. Aplica una vez al día.

Loción contra la caspa grasa: Se pone una cucharada de bicarbonato de sodio en media taza de agua hervida, luego se le añade media taza de alcohol mentolado. Es necesario aplicar diariamente sobre el cuero cabelludo, luego se va reduciendo la frecuencia.

Loción para suavizar y dar brillo al cabello: Se mezclan una taza de jugo puro de frutas y una cucharadita de vinagre. Se puede usar jugo de limón, naranja, mandarina, tomate, melón, entre otras. Se puede conservar en la nevera por una semana.

Loción que proporciona brillo a los cabellos: Agrega una cucharadita de vinagre a una taza de cocimiento de mejorana. Se conserva en el frío durante tres días.

Loción de musgo para hacer crecer el pelo: Puede recogerse un poco de musgo silvestre que abunda en cualquier árbol y luego lavarlo bien quitándole toda la tierra que trae. Sumergir en agua hervida fría durante tres días y colar por una gasa. Es una loción que estimula grandemente el crecimiento de los cabellos.

Algunas cremas muy eficaces serían:

Crema de leche: La nata de la leche suaviza maravillosamente los cabellos. Aplica esta crema con la yema de los dedos masajeando con suavidad. Se lava 30 minutos después.

Acondicionador de mayonesa: Bata a mano o en equipo eléctrico un huevo y un cuarto de taza de vinagre, luego agrega poco a poco media taza de aceite. Cuando se haya formado la crema, añade un cuarto de taza de miel, sin dejar de batir. Unta esta crema en tus cabellos aplicando pequeños masajes que ayuden a que penetre profundamente en las raíces capilares.

Agua de avena y yogurt: Se colocan dos cucharadas de avena en una taza de agua y se deja reposar 20 minutos. Luego de colar la preparación por una gasa, se le agrega una taza de yogurt. Aplica en el cabello después de lavarlo y al finalizar vuelve a enjuagar con abundante agua. Otorga brillo y suavidad, pero también funciona como un acondicionador para el pelo.

Lo siento, ahora mismo el comentario esta cerrado.

Este contenido es solamente informativo, no debe considerarse como consejos ni opiniones medicas, consulte siempre con su medico.
© 2011 Remedios Caseros | Políticas de privacidad | Enlaces recomendados | Mapa del sitio