Un baño de asiento consiste en sentarse en un baño de agua caliente, en el que sólo se sumergen las nalgas y las caderas. Los baños de asiento se consideran útiles en el tratamiento de las hemorroides.

Método
Usted puede comprar un recipiente de plástico que encaje en el inodoro .

Llene el recipiente para el baño de asiento con agua muy caliente, pero no lo suficientemente caliente como para quemar.
Añada sales de Epsom o bicarbonato de sodio, si lo desea, o incluso aceites esenciales como lavanda o enebro para aliviar la inflamación.
Permanecer sumergido durante unos 20 minutos.
Suavemente (pero bien) secar la zona con una toalla limpia de algodón .
Repita 2-3 veces al día según sea necesario.

¿Por qué funciona?
Un baño de asiento limpia la zona afectada, proporciona relajación de los esfínteres y aumentar el flujo sanguíneo a la región, lo que permite una curación más rápida. También proporciona un alivio casi inmediato del dolor y la picazón asociados con las hemorroides.

Precauciones
Después de su baño de asiento, pongase de pie lentamente. El agua caliente puede causar la dilatación de los vasos sanguíneos, lo que podría causar mareos. Siempre consulte a su médico si experimenta sangrado rectal o períodos prolongados y /o frecuentes de hemorroides.

Lo siento, ahora mismo el comentario esta cerrado.

Este contenido es solamente informativo, no debe considerarse como consejos ni opiniones medicas, consulte siempre con su medico.
© 2011 Remedios Caseros | Políticas de privacidad | Enlaces recomendados | Mapa del sitio