La depresión no distingue clases sociales, ni sexo, ni edades, por lo que todo el mundo podemos padecerla. La depresión puede presentarse incluso por pasar de una etapa de la vida a otra: pasar de ser niño a ser adolescente. “Francisco Xavier Méndez, explica por qué el 2 por 100 de los niños y el 5 por 100 de los adolescentes se deprimen, llegando en los casos más graves a suicidarse”.

Depresión: Estado de ánimo triste, deprimido, de mal humor, con inhibición del curso del pensamiento, débil voluntad e incapacidad de decisión. Es una manifestación normal cuando hay causas exteriores que la explican. (Dorsch Friedrich, 1994).

Tipos de depresión:
La externa o exógena: Tiene que ver con acontecimientos de la vida cotidiana que afectan a nuestros hijos o alumnos.(muerte de un ser querido o cambio de escuela)
La interna o endógena: En esta lo más probable es que alguna de las estructuras del cuerpo (neuronas) o los componentes químicos que interactúan entre ellas (neuroconductores) estén dañados o tengan alguna deficiencia en su intercambio: físico, químico y eléctrico.

Posibles causas de la depresión infantil:

- Tener una gran carga de estrés,
- Haber tenido o presenciado un acontecimiento que puso en riesgo la propia vida o la de otras personas,
- La pérdida de uno o ambos padres,
- Una separación o divorcio,
- Problemas o conflictos escolares o familiares,
- Un cambio de escuela o de lugar de residencia,
- La muerte de las mascotas,
- La pérdida real o imaginaria de un amigo o maestro,
- Tener alguna discapacidad,
- No contar con las habilidades sociales o intelectuales que esperan sus padres o maestros de ellos,
- Haber sufrido maltrato físico o abuso sexual,
- No tener cerca a los seres queridos.
Si notas que tu hijo o alumno …

- Pasa la mayor parte del tiempo triste y llorando con facilidad,
- Pierde el interés por jugar con otros niños o en la escuela,
- Se mantiene aislado del resto de la familia o de sus amigos en la escuela le cuesta trabajo comunicarse o su comunicación es muy poca,
- Si el niño falta frecuentemente a la escuela,
- Se percibe desmotivado hasta para las cosas que antes disfrutaba,
- No se defiende a pesar de ser lastimado por sus hermanos o compañeros de la escuela (indefensión),
- Tiene poca o nula capacidad de concentración,
- Se vuelve muy irritable, agresivo y se enoja con facilidad ante pequeñas frustraciones,
- Se siente la mayor parte del día cansado,
- Se le nota extremamente sensible hacia el rechazo y el fracaso de cualquier actividad emprendida,
- Se autocalifica, califica a los demás o a la vida misma de forma negativa,
- Si ve la televisión o le platican una historia, le agrega en general un final catastrófico o muy triste,
- Si ha mencionado el deseo de agredir a otras personas, incluso así mismo, incluyendo ideas de quitarse la vida (suicidio),
- Si ha mencionado no querer ir a la escuela (cuando antes era disfrutable) y dejar de hacer actividades normales como: bañarse o cambiarse de ropa,
- Se queja constantemente de enfermedades (dolor de cabeza, espalda, cuello, estómago, pies, manos, etc.) y pide se le atienda o se le deje regresar a su casa,
- Presenta alteraciones del sueño (insomnio, sueño en exceso, miedos irracionales cuando llega la noche, pesadillas, sonambulismo),
- Se siente ansioso y presenta desórdenes de la alimentación (comer muy poco o en demasía),
- Si ha dejado de sonreír o sonríe poco,
- Se culpa constantemente por cosas eventos que le han sucedido a otros o incluso a él mismo,
- Se comporta como bebé y habla como bebé (regresión),
- Se siente decaído, apático, sin iniciativa para jugar y sin ganas de hacer absolutamente nada, aún cuando se le atiende,
- Se hace de la pipi en la cama (enuresis),
- Habla de escaparse de salirse de la casa, la escuela o incluso de matarse.

Tomando en cuenta los síntomas y las causas podremos estar alertas a cualquier cambio de nuestros hijos o alumnos, ante una posible depresión.

Lo siento, ahora mismo el comentario esta cerrado.

Este contenido es solamente informativo, no debe considerarse como consejos ni opiniones medicas, consulte siempre con su medico.
© 2011 Remedios Caseros | Políticas de privacidad | Enlaces recomendados | Mapa del sitio