Nos encontramos ante un problema de aprendizaje cuando existe una dificultad en una o varia de las áreas siguientes: audición, habla, lectura, escritura, cálculo, razonamiento, atención, a la vez que se comprueba que en las que no aparece dificultad el rendimiento es normal e incluso superior. Con esto se pretende rechazar casos de deficiencia mental.

Es importante descartar que el niño no presente ningún problema neurológico, auditivo o visual.

Aunque, generalmente se habla de dificultades de aprendizaje cuando existen problemas en el cálculo, lectura, razonamiento / comprensión y escritura, pueden existir problemas espaciales, procesos lingüísticos erróneos atención o memoria que provoquen o acompañen a las dificultades de aprendizaje.

Los problemas de aprendizaje pueden provocar que surjan otros síntomas asociados que nos indicarían que algo sucede: desmotivación, baja autoestima, déficit en habilidades sociales e incluso abandono escolar.

A veces no son los padres quienes detectan estas dificultades sino los profesores que observan un retraso en el aprendizaje del niño con respecto a los demás y les aconsejan que acudan a un profesional con el fin de solucionarlos cuanto antes. Pero ¿cuándo acudir?
Es importante acudir al psicopedagogo o al logopeda si existe un problema de lenguaje a partir de los 4-5 años. Su aparecen problemas en la adquisición de la lectoescritura acudir con 6-7 años y si aparecen problemas de comprensión lectora, atención, cálculo a partir de los 8 años. Aunque nunca es tarde sí es cierto que cuánto más se tarde en iniciar el tratamiento mayor será el tiempo que se precise para mejorar sus capacidades.

Lo siento, ahora mismo el comentario esta cerrado.

Este contenido es solamente informativo, no debe considerarse como consejos ni opiniones medicas, consulte siempre con su medico.
© 2011 Remedios Caseros | Políticas de privacidad | Enlaces recomendados | Mapa del sitio