Champi es el arte ayurvédico hindú para dar masajes en la cabeza. Su diferencia con el resto de los masajes que se practican en ese país es que el champi emplea aceite. Los aceites esenciales que se usan se eligen en dependencia de los beneficios de cada uno para áreas específicas del cuerpo: rostro, pelo y cuero cabelludo.

Los masajes de esta cnica se realizan en espalda, brazos, hombros, cuello, cara y cabeza. La persona debe estar sentada cómodamente en una silla, en posición vertical, aunque también se hace horizontalmente. El champi se centra en el área donde confluyen habitualmente el estrés y la tensión. Por ello, esta práctica ha ganado tantos seguidores.

La idea del champi es trabajar niveles físicos, mentales y espirituales. Durante este tratamiento se hace énfasis en los chacras y los puntos marma. Es un tratamiento tonificante que relaja y equilibra la energía. Se le suele emplear para aliviar malestares tales como falta de concentración, insomnio, depresión, estados ansiosos, agotamiento mental, dolores en las articulaciones, caída del cabello, caspa y afecciones varias del cuero cabelludo.

Después de un masaje champi sentirás que se relaja la tensión muscular de tu espalda, hombros, cuello y cabeza. Las personas que trabajamos detrás de una PC solemos padecer de dolores en los hombros, este es un excelente remedio para aligerar la carga.

Por otra parte, las cnicas que el champi utiliza de drenaje linfático ayudan a reducir las inflamaciones en el rostro. El método estimula la circulación sanguínea en la cabeza y el cerebro, por lo cual alivia las cefaleas, migrañas, sinusitis y fatigas visuales. Simultáneamente, se fomenta un crecimiento saludable del cabello, el que se tornará brillante y vigoroso.

Lo siento, ahora mismo el comentario esta cerrado.

Este contenido es solamente informativo, no debe considerarse como consejos ni opiniones medicas, consulte siempre con su medico.
© 2011 Remedios Caseros | Políticas de privacidad | Enlaces recomendados | Mapa del sitio