El damasco es uno de los frutos mas ricos para nuestro paladar y además saludable, también se lo llama albaricoque, aunque  esta fruta sea pequeña tiene muchos nutrientes en su interior, por eso es que es muy buena cuando se intenta seguir una  dieta balanceada.

Las propiedades que posee el damasco ayudan con problemas estomacales, infecciones auditivas y trastornos cutáneos y  algunos otros males. le ofrece a nuestro cuerpo altos niveles de calorías, la pulpa del damasco puedes comerla directamente  o también puedes hacer sabrosos jugos.

Anemia
El damasco tiene mucho hierro, lo cual es muy efectivo contra la anemia, también contiene cobre lo cual facilita la  absorción del hierro por nuestro organismo, si consumes este fruto bastante seguido y por un largo tiempo aumentaras tu  hemoglobina, sería recomendable preferentemente para las mujeres que padecen de flujos menstruales bastantes intensos.

Aceite de damasco
Este aceite se extrae de la semilla del damasco y se usa usualmente para hacer masajes en el cuerpo, se aplica directamente  sobre la piel, esto permite que la piel este brillante y se mantenga saludable, también cura enfermedades como la eczema,  escozores y la sarna.

Fiebre
Consumir damasco puede reducir la fiebre, se debe tomar como licuado o mezclarlo con agua mineral y miel, también calma la  sed, limpia nuestro sistema, le da a nuestro organismo vitaminas y minerales que sirven como defensas, y baja la fiebre  corporal.

Constipados
El damasco posee pectina y celulosa lo cual actúa de modo de laxante lo cual combate los constipados. la celulosa es muy  buena para promover los movimientos de nuestros intestinos, ya que es una fibra soluble.

Digestión
Sería recomendable que comas un damasco todos los días antes de comer, ya que esto prepara nuestro estomago para una buena  digestión de los alimentos, ya que posee una reacción alcalina que neutraliza ciertos ácidos.

Lo siento, ahora mismo el comentario esta cerrado.

Este contenido es solamente informativo, no debe considerarse como consejos ni opiniones medicas, consulte siempre con su medico.
© 2011 Remedios Caseros | Políticas de privacidad | Enlaces recomendados | Mapa del sitio